4-11-2019

Absuelven al comprobarse que no existió dolo en la conducta de asistido por la Defensa Pública


A partir de la imputación y posterior acusación por parte de la agente fiscal Sonia Mora, por el supuesto hecho de incumplimiento del deber legal alimentario, el asistido de la Defensa Pública debió soportar el proceso en su contra por más de dos años, afectándolo incluso en el aspecto laboral.

Al momento de sustanciar el juicio oral y público, llevada a cabo entre los días 08, 14, 17 y 18 de octubre del 2019, ante el Tribunal de Sentencia integrado los jueces, Gloria Hermosa como presidenta, María Luz Martínez y Elio Rubén Ovelar, como miembros titulares.

La Defensa Pública planteó el incidente de inclusión probatoria respecto de elementos que –a posteriori– fueron trascendentales para la dilucidación del proceso, el cual tuvo resolución favorable por parte del Tribunal Colegiado.

Finalmente, tras haber oído los alegatos finales de la representante del Ministerio Público y de la Defensora Pública interviniente, y la valoración de los elementos probatorios producidos en juicio, se pudo llegar a la convicción de que el acusado no tenía los medios económicos para hacerse cargo íntegramente de la prestación alimentaria, y, por unanimidad, determinaron en la sentencia definitiva que bajo ningún punto de vista el Ministerio Público ha podido probar que la conducta del acusado haya sido dolosa, por tanto, el acusado fue absuelto de reproche y pena, como consecuencia de que no se encontraban reunidos los elementos que hacen a la tipicidad subjetiva del hecho juzgado, con lo cual se declaró como no probado en juicio, la existencia del hecho punible.

Página 1 de 1