4-02-2020

Defensa Pública garantiza derechos de personas migrantes y en condición de refugio

Debido al creciente aumento de solicitudes de refugio en el Paraguay, conforme a datos suministrados por la Comisión Nacional de Refugiados (CONARE), y la necesidad de mejorar la capacidad técnica del Ministerio de la Defensa Pública sobre los principios y criterios para la protección de las personas refugiadas en el acceso a la justicia enmarcadas en un contexto humanitario, la Defensa Pública cuenta con un Equipo Especializado en Derechos de las Personas Migrantes y en Condición de Refugio, el cual fue conformado el pasado 21 de agosto de 2019.

Los Defensores y Defensoras Públicas, Lourdes Mariela Amarilla, Anahí Benítez Do Rego, Nathalia Azucena Ortellado, Luis Fernando Silvera y Andrés Zilbervarg, fueron designados para constituir este equipo, previa postulación en llamado a concurso interno, el equipo tiene el principal objetivo de garantizar a este sector vulnerable el goce de derechos y efectivo acceso a la justicia, sobre todo a las personas mayores, mujeres embarazadas, niñas, niños, adolescentes, personas con discapacidad, personas con algún tipo de enfermedad, etc.

Nuestro país alberga aproximadamente a 200 personas refugiadas y numerosas personas solicitantes de asilo provenientes de cerca de 10 países de América Latina, además África, Asia y Europa del Este además de la cantidad de compatriotas migrantes en el mundo.

Paraguay es un Estado parte de la Convención de 1951 sobre el Estatuto de los Refugiados y de su Protocolo de 1967, también ha ratificado los instrumentos universales más relevantes sobre derechos humanos. El marco legal interno que trata sobre refugiados, está establecido por la ley de refugiados Nº 1938, adoptada en e 2002, en consonancia con la Declaración de Cartagena de 1984. Eb el 2012, Paraguay se adhirió a la Convención de 1954 sobre el Estatuto de los Apátridas.

Actualmente este equipo especializado se encuentra trabajando en políticas de acciones y líneas de cooperación con otras instituciones, además de articular acciones afirmativas con acceso a la identidad de las personas migrantes o refugiados, se encuentra ideando el establecimiento de mesas de trabajo interinstitucional para elaborar propuestas de modificación a los instrumentos de identificación utilizados y futuros acuerdos de cooperación entre instituciones que otorguen nuevas y mejores respuestas a las situaciones expuestas.