21-08-2019

Defensa Pública intervino en dos casos de adolescentes víctimas de explotación sexual en Ciudad del Este

La Defensora Pública del Fuero de la Niñez y la Adolescencia, Blanca Molinas, junto con la Psicóloga y la Asistente Social, Andrea Benítez y María de Lourdes Godoy, intervino el 19 de agosto, en dos casos sobre supuesta explotación sexual de adolescentes en Alto Paraná.

La primera denuncia fue recibida anónimamente a través del Sistema Fono Ayuda del Ministerio de la niñez y la adolescencia y alegaba que la adolescente de 16 años de edad se encontraba siendo explotada sexualmente por su madrastra desde hace ya dos meses,además de ser víctima de maltrato físico. Esto fue remitido a la Defensora Pública junto con el informe presentado por la Agente Fiscal de la Unidad Especializada de Lucha contra Trata de Personas y Explotación Sexual de Niños/as y Adolescentes, Analia Inés Rodríguez.

La Defensora Pública, intervino en el caso asumiendo la representación legal de la adolescente ya que los padres de la misma estarían siendo investigados en el hecho, posterior a ello se constituyó hasta la casa donde vive la adolescente para la verificación y allanamiento correspondiente. La Psicóloga y Asistente Social del MDP, Andrea Benítez y María de Lourdes Godoy, quienes también se encontraban acompañando a la defensora pública, entrevistaron a la adolescente en el lugar y recomendaron trasladarla a un ambiente más seguro para posteriormente ubicar a la familia ampliada.

La defensora pública comunico inmediatamente al Juzgado de la Niñez del Primer Turno la situación y solicitó la Aplicación de las Medidas Cautelares de Protección para la misma, este ordenó que la adolescente sea trasladada hasta las dependencias del Ministerio Público para ser evaluada por el médico forense y posteriormente sea llevada hasta el local de Painac, donde permaneció hasta la fecha 20 de agosto de 2019, en el que la Defensa Pública solicito al juzgado el traslado de la adolescente hasta el Albergue Rosa Virginia, el cual quedó a cargo de la Asistente Social del Programa de Atención a Víctimas de Trata y Explotación Sexual del Ministerio de la Niñez y la Adolescencia, Sara González.

Otras tres adolescentes víctimas de explotación sexual, fueron rescatadas de una vivienda que funcionaba como local clandestino, la Defensora Pública se constituyó hasta el lugar para constatar el hecho, verificar la identidad de las adolescentes y el lugar en el que viven sus padres. Una vez establecido el contacto con los padres de las niñas, así como comprobación de la no existencia de denuncia en contra de los mismos, estos se acercaron hasta el sitio para representar a sus hijas ante las autoridades correspondientes, conforme al Art. 81 del Código de la Niñez y la Adolescencia, las jóvenes fueron entregadas a sus padres quienes ejercen la patria potestad de las mismas.