6-11-2019

Defensa Pública y su equipo multidisciplinario logran libertad de un ciudadano

La Defensora Pública, Emilia Santos, en colaboración de la Psicóloga Forense del MDP, Patricia Silva, logró la suspensión de la ejecución de la condena de su asistido tras demostrar que el mismo era adicto. El hombre había sido condenado a una pena mínima de 2 años, por tenencia de estupefaciente sin autorización para uso personal (Art.30. de la ley 1340/88 y sus modificaciones).

El ciudadano fue procesado por tenencia ilegal de estupefaciente, al ser aprehendido en un procedimiento realizado por agentes de la SENAD. La realización del estudio psicológico para determinar su adicción no pudo realizarse en las etapas previas al juicio, pese a la insistencia de la defensa pública, por lo que fue diferido para el juicio oral y público que concluyó en fecha 23 de octubre pasado. Ocasión en que la se presentó el informe y se expuso al Tribunal los fundamentos que alegaban que el asistido por la defensoría, se encontraba en el lugar de los hechos, solo para adquirir la droga para su consumo.

El informe demostró el estado de abstinencia sobre el consumo de drogas en el joven, el cual, posteriormente, sirvió de base para que el Tribunal de Sentencia Nº 7, integrado por los jueces, Herminio Montiel, Zunilda Martínez y Marino Méndez, consideraran viable el planteamiento formulado por la defensa técnica, de aplicar la pena mínima para este tipo de hecho punible, de conformidad al artículo 30 de la ley 1340/88 y sus modificaciones y así mismo le otorgaron de inmediato su libertad.