6-01-2020

​MDP logra que una madre víctima de violencia, pueda reconocer a su hija

La Defensora General, Lorena Segovia, la Abg. Tania Arguello, encargada de la Oficina del Ministerio de la Defensa Pública (MDP), para la atención de mujeres víctimas de violencia, situado en el Centro Ciudad Mujer, hicieron entrega del certificado de nacido vivo de una niña, hija de una paraguaya, quien vivía en situación de vulnerabilidad en el extranjero y tuvo que huir a nuestro país para buscar ayuda.


La mujer era víctima de violencia, se encontraba viviendo en Misiones- Argentina, con su hija y su esposo, quien la mantenía aislada y controlada. La desesperación por recuperar su libertad, hizo que utilizará un diagnóstico de enfermedad a su hija, para escapar de su encierrro, debido a que necesariamente debían viajar a la capital para conseguir tratamiento médico, de modo a que el hombre, las dejó ir a Buenos Aires.


Llegaron a la capital argentina y resultó que no existía tal enfermedad, hubo un error en el diagnóstico, pareciera que todo estaba encaminado para que la misma pudiera salir de su prisión, situación que fue aprovechada por la mujer, para escapar con su hija caminando a nuestro país. Viajar de manera legal con su niña era imposible, debido a que solo fue reconocida por el padre, la violencia fue tanta, que este ignoró el vínculo biológico que existía entre ella y hija.


Ya en Paraguay, la mujer acudió hasta la oficina del MDP, ubicado en el Centro Ciudad Mujer, en donde a través del trabajo conjunto entre el funcionario de la Dirección General Académica y de Cooperación para el Desarrollo (DIGAC), Francisco Hermosilla y la oficina de atención a mujeres víctimas de violencia en Ciudad Mujer, mediante un acuerdo internacional de la REDPO, se logró conseguir el certificado de nacido vivo de la niña, pese a que la madre recibía constantes amenazas por parte de su expareja, quien la amenazaba con una realizar restitución internacional de su hija.


La Defensora General junto con la Abg. Tania Arguello, hicieron entrega del documento a la mujer, haciendo mención que el certificado es fundamental y que a partir de ahí debe acudir al registro civil para poder registrarla como su hija.