16-09-2020

​Una experiencia que contar: “En tiempos de pandemia, el mejor acto de amor es cuidar de los demás”

Todos los días, casi al finalizar la jornada, miles de paraguayos y paraguayas aguardan expectantes frente al televisor o la radio, el reporte de la regencia sanitaria el cual nos brinda los datos actualizados sobre la situación del Covid-19 en nuestro país. Hasta la fecha, más de 25.000 personas han padecido de la enfermedad y más de 14.000 de ellas, han logrado superarla.

De entre tantas de esas personas, ajenas a nuestro conocimiento, podemos destacar a una de ellas, quien forma parte del equipo de trabajo de la Defensa Pública y que ha vivido una de las experiencias quizás más inquietantes de su vida, pero también aquella que ha afianzado sus creencias y fortalecido sus afectos.

El defensor público, Cristhian Fernández, es de la ciudad de Villarrica, el mismo nos relata que para él, resulta grato poder contar su experiencia luego de haber estado internado 9 días en el hospital de su ciudad, como consecuencia del contagio de la enfermedad, el pasado mes de agosto. “No es algo que podría deseársele a nadie”, dice el defensor… “El virus es procesual, y afecta a cada uno de diferentes maneras, en mi caso, padecí de una neumonía, la cual inició rápidamente, llegué a sentir una presión tan fuerte en el pecho que casi no me deja respirar”, nos relata, - “Por fortuna, siempre estuve controlado, desde momento en que inicié con los síntomas, me aislé evitando contagiar a mi familia”.

Así mismo, comentó que fue atendido por médicos y enfermeras a quienes calificó de: altamente preparados para asistir a pacientes infectados por la Covid-19, …”las enfermeras son el motor del hospital, pero por otro lado, no puedo dejar de mencionar que he vivido en carne propia las precariedades de nuestro sistema de salud pública, debido a la falta de equipos de protección que precisan los personales de blanco para atender de forma segura a los pacientes. Se requiere de la voluntad de las personas para ayudar con donaciones; batas protectoras y demás insumos, de hecho, yo lo hice durante mi estadía en el hospital”.

En ese sentido, el defensor destacó el deseo de que su experiencia cree conciencia, “Pensar más en la salud de nuestros familiares y, sobre todo, saber que hoy día, el mejor acto de amor es cuidar de los demás”, mencionó también que uno de los factores más importantes es el apoyo de la familia y los amigos. Recomendó el aislamiento ante el desarrollo del primer síntoma de la enfermedad, extremar medidas de seguridad para evitar el contagio e instó a todas las personas que hayan padecido de Covid-19, donar plasma convaleciente (…) “donar plasma es salvar la vida de muchas otras personas”.

Finalmente, concluyó el relato de su experiencia con las siguientes palabras: “Gracias una vez más al equipo de la Defensa Pública, a mis colegas de la sede Villarrica, quienes me apoyaron y siguen apoyando todo este tiempo, a los funcionarios que colaboran conmigo incansablemente para brindar el mejor servicio posible en favor de los más desprotegidos que acuden a la institución buscando una respuesta a sus problemas legales, sigamos ayudando a todos ellos, ¡esa es nuestra misión”!