Manual regional de buenas prácticas penitenciarias

Abarca de manera clarificadora y sintética los diferentes aspectos que envuelven la complejidad del campo penitenciario y la ejecución de la pena. Hallamos abundantes pasajes jurisprudenciales orientadores en la interpretación y la evolución de la normativa. La misión del control judicial de la ejecución de la pena implica conocer y revisar aspectos con frecuencia críticos de los sistemas de administración y gestión de los centros de privación de libertad, como lo son el régimen disciplinario, el trabajo intramuros y la infraestructura de las penitenciarías. La vulnerabilidad del colectivo de personas privadas de libertad se asocia a otras circunstancias que profundizan la posición de desventaja poniendo en serio riesgo el respeto a la dignidad humana, independientemente sean mujeres, hombres o jóvenes. El documento gravita en torno al postulado constitucional de la reinserción social colocándose a la vanguardia de la doctrina y las buenas prácticas que nos señalan que la responsabilidad del segmento penitenciario se constituye en un componente clave de la seguridad humana, que significa proteger al ser humano, tendiente a eliminar la reincidencia.