8-08-2019

Defensora Pública obtiene resolución favorable en un juicio de restitución internacional

La Defensora Pública Civil ante la niñez y la adolescencia de Capiatá, Teresita Alvarenga de Domínguez, formuló oposición respecto a un pedido de restitución internacional que había sido presentado por el Ministerio de la Niñez y la Adolescencia (autoridad Central del Estado paraguayo en materia de restitución internacional), en representación del padre de dos niños, argentino residente en su país, en contra de una paraguaya que se encuentra en el país con sus hijos.

La defensa pública intervino a solicitud de la madre, quién explicó que mantuvo una relación con el padre de sus hijos, y que vivió en Argentina durante 7 años, pero tras ser víctima constante de violencia por parte de su pareja, decidió denunciarlo ante las autoridades y abandonar el país vecino, buscando salvaguardar su integridad y la de sus hijos, retornando a Paraguay.

La defensora pública fundamentó la oposición que la niños volvieron a la Argentina con su padre, en las situaciones de violencia. Además de exponer que el plazo para plantear un juicio de restitución internacional conforme a la normativa es de hasta 1 año, y la acción fue iniciada posteriormente, por lo que el Juzgado de primera instancia de la Niñez y la Adolescencia dictó resolución favorable para la madre, decisión que fue apelada por la representante del Ministerio de la Niñez y la Adolescencia.

En segunda instancia, fue rechazada la apelación por el Tribunal de Apelaciones a través de acuerdo y sentencia nº 48 en el que confirmó que los niños deben permanecer con su madre en Paraguay, donde ya se encuentran plenamente integrados a su nuevo ambiente social y educativo.

En materia de restitución tanto nacional como internacional se prioriza que los niños y niñas sean reintegrados al lugar de residencia habitual, sin embargo existen circunstancias especiales que deben ser atendidas por las autoridades del fuero de la niñez en la adolescencia y toda decisión debe estar fundada en el interés superior de las niñas y niños afectados.