20-12-2019

Mujeres luchadoras en busca de su reinserción

La Penitenciaría de Mujeres Casa del Buen Pastor, tiene recluidas a cientos de mujeres de entre las cuales, una gran cantidad de ellas son asistidas legalmente por la Defensa Pública, cada una tiene una historia de vida, algo que contar… Hoy, nos toca conocer un poco más de cerca esa hoja del libro de sus vidas, a través de la Defensora Pública, Cinthia Fleitas, quien nos cuenta que, muchas de ellas, son madres de familia que luchan diariamente por su reinserción y como fruto de esa lucha positiva dentro del centro penitenciario, la defensoría a su cargo, ha logrado obtener que algunas gocen de beneficios para estas fiestas de fin de año, beneficios que les permitirán estar cerca de sus familias, disfrutando de lo más importante, el amor y la compañía de sus seres queridos.

C.S, fue condenada a pena privativa de libertad, cumplió con su pena con esfuerzo y dedicación, trabajando dentro de la institución a pesar de sus problemas de salud. Ingreso a un programa reinserción social y cumplió con todas las exigencias del mismo, así también, durante el camino, tuvo el total apoyo de sus hijos, quienes siempre estuvieron en comunicación con la defensa pública para coadyudar en el proceso. De ese modo, la defensora consiguió obtener la salida transitoria a favor de su asistida para que cada fin de semana, vuelva a casa en donde sus hijos la esperan, posteriormente se obtuvo la libertad condicional a su favor, lo que permitirá que este año pase las fiestas de fin de año con su familia.

A.N, conocida como “Kuña Guapa”, trabajadora y activa, realizaba todo tipo de manualidades dentro del Buen Pastor, vendía comida para subsistir, se encontraba en el programa reinserción social de la iglesia cumpliendo con todas las exigencias, además realizaba todos sus tratamientos en forma integral, por lo que la defensora pública pudo conseguir que se le otorgara la salida transitoria para visitar a sus familiares los fines de semana, actualmente, Kuña Guapa cuenta con libertad condicional y pasará navidad y año nuevo al lado de sus seres queridos.

Mujeres, jóvenes, con ganas de salir adelante, G.E.O y A.V, trabajan y estudian además realizan los tratamientos dentro del programa reinserción social en el centro de la Casa del Buen Pastor, la defensoría consiguió para ambas Redención (descuento de la pena) para llegar al cómputo de la salida transitoria, y hoy se ha conseguido la excepcionalidad para que disfruten de las fiestas de navidad y año nuevo fuera del penal por un periodo de 72 horas.

M.L.R.J, no ha sufrido solo la privación de libertad sino también el distanciamiento de su hija, puesto que no la ha podido visitar desde su ingreso a la penitenciaría. Padeciendo de una enfermedad incurable, lucha día a día por mantener su salud, de igual manera ha trabajado sin suspenso alguno, por lo que la defensora ha conseguido la redención y capitalización de su pena tres veces consecutivas, disminuyendo en gran cantidad la misma, hasta llegar al cómputo para su salida transitoria. Hoy M.L.R.J, visita a sus hijas los fines de semana, y pasará con ellas las fiestas a través de una salida transitoria excepcional, obtenida por el MDP.