17-09-2020

El apacible calor de un nuevo hogar

WhatsApp_Image_2020-09-17_at_9.40.18_AM.jpeg

Llevaba apenas 3 días de nacido, envuelto en una sábana color azul, se encontraba sin resguardo a un lado de la calle, su pequeño tamaño lo hacía casi imperceptible a la vista de los transeúntes de la zona que a toda prisa se dirigían a donde les tocaba, pudieron haber pasado horas desde el momento en que fue abandonado en ese sitio, hasta que un par de personas se percataron de su presencia.

De inmediato dieron aviso a la comisaría de la zona, realizaron la denuncia y poco después alertaron del hecho a la Defensoría de la Niñez y la Adolescencia de manera a que se pudieran precautelar sus derechos y se diera inicio a los trámites legales que correspondían al caso.

Como primera medida la Defensora Pública, Mady Achucarro intervino con la finalidad de garantizarle al pequeño el derecho a tener una identidad y posterior a ello se procedió a la exhaustiva búsqueda de su familia de origen, hecho que no logró concretarse pese al intenso trabajo realizado por el equipo técnico. A consecuencia de lo acontecido, se inició el juicio de Declaración de Estado de Adoptabilidad del niño en fecha 1 de octubre de 2019.

Unos meses más tarde, conforme a los requisitos legales, el Centro de Adopciones acreditó y designó a una pareja, como posibles futuros padres del niño, por lo que en fecha 9 de julio de este año, conforme a lo establecido en la Ley Nro. 6486/2020, la defensora pública participó de la audiencia vía medios telemáticos junto con las partes intervinientes, de manera a ejecutar el plan de relacionamiento con la futura familia.

El juicio mencionado se encuentra actualmente en la etapa procesal, aguardando resolución del Juzgado, en tan solo 9 meses de inicio, acogidos por la Nueva Ley De Promoción y Protección Del Derecho De Niños, Niñas y Adolescentes A Vivir En Familia, Que Regula Las Medidas De Cuidados Alternativos y La Adopción, el niño podrá crear lazos de afecto, confianza y disfrutar de un entorno armónico con la familia que se le ha designado, haciendo goce de su derecho a desarrollarse y vivir sanamente dentro de la calidez de un nuevo hogar.