Ministerio de la Defensa Pública

Hombre es absuelto de culpa y pena tras representación legal de la Defensa Pública

Ernesto es trabajador independiente, tiene una peluquería en Asunción y se gana la vida trabajando junto con otras tres personas, -Roberto, Leticia y Amelia-, estas dos últimas se encargan de atender a mujeres ya que la peluquería atiende a hombre y mujeres,

Una noche, mientras Ernesto cerraba su negocio, recibió la visita de Marcela -hija de una sobrina suya que vivía en el interior del país-. Marcela le había contado que vino a Asunción a vivir con su novio, a quien conoció por Facebook, y que hacía días vivía con él y la mamá del mismo, pero ya no quería seguir en la casa porque no se sentía a gusto y si podía quedarse con él y trabajar ahí.

Sin pensar dos veces, Ernesto le dio asilo en su casa, la vistió, le dio comida y techo, pero lo que no sabía era que pronto se vería envuelto en un problema judicial. Una noche que el novio de Marcela fue a buscarla, se generó una discusión, puesto que él quería llevársela.

Como Ernesto no quiso que su sobrina se marchara, el novio de ella lo denunció en la comisaría alegando que el hombre la tenía privada de su libertad. Esa misma noche la policía fue hasta el lugar y en conversación con Marcela, la misma formuló una denuncia sobre coacción y privación de libertad.

En juicio, Ernesto fue representado por la defensora pública, Anahí Benítez do Rego, quien solicitó la absolución de su asistido haciendo notar ante el Tribunal, las contradicciones entre los medios probatorios especialmente testificales y documentales, atendiendo a que Marcela confesó haber formulado la denuncia falsa bajo amenazas de su novio y la madre del mismo.

Aunque la fiscalía solicitó la pena privativa de libertad de Ernesto en alegatos finales, el Tribunal de juicio oral decidió absolver de culpa y pena al hombre, en base al principio de duda -Art. 5 del Código Procesal Penal-.

Defensora Pública del Fuero Penal de Asunción, Anahí Benítez do Rego.

Contacto: 0974627195